Crecimiento con la mirada puesta en el Medio Ambiente

IDS apuesta por la reducción de emisiones de CO2

Practicamos un negocio ético y sostenible que protege activamente el medio ambiente

En unos tiempos marcados por el calentamiento global y por unos niveles preocupantes de concentración de partículas de polvo finas en el aire, las empresas deben asumir el compromiso de contribuir de forma tangible a la protección del medio ambiente. El fabricante de cámaras industriales IDS Imaging Development Systems GmbH se toma esta cuestión muy en serio y apuesta por la sostenibilidad y por unos métodos de obtención y aprovechamiento de la energía orientados al futuro. La compañía ha empezado a utilizar coches de empresa eléctricos e híbridos y ofrece además a sus empleados un programa de alquiler de bicicletas de empresa en formato leasing.

Este año IDS celebra su vigésimo aniversario junto con sus 220 empleados, la mayoría de los cuales se encuentra en las oficinas centrales de Obersulm, y el resto en sus cuatro filiales y en sus tres oficinas de representación internacionales. La empresa fabrica más de 150.000 cámaras industriales al año y las comercializa en todo el mundo. IDS lleva años registrando un crecimiento por encima de la media y hoy se cuenta entre las principales empresas del sector del procesamiento de imágenes. Después de las cifras récord registradas en el ejercicio 2016, las de este año también están superando todas las expectativas, dado que en el primer trimestre de 2017 la facturación ha aumentado un 17% y los pedidos un 25 % respecto al año anterior.

Las claves de este éxito han sido siempre la capacidad de cambio y la valentía de emprender nuevos caminos. Esto es así tanto en el ámbito del desarrollo tecnológico como desde el punto de vista de la responsabilidad que asume una empresa de cara a sus empleados y a su entorno inmediato y global. "Practicamos un negocio ético y sostenible que protege activamente el medio ambiente". Este es uno de los principios por los que se rige la compañía de forma consecuente. Algunos ejemplos de ello son la implantación de la "oficina sin papeles", una fabricación basada en el ahorro de recursos y el uso consecuente de energías renovables. Siguiendo esta misma línea de pensamiento ecológico, la empresa adquirió en el año 2015 un edificio nuevo con un concepto energético muy avanzado. Dicho concepto incluye el uso de una bomba de calor para la calefacción y la refrigeración del edificio y también una instalación fotovoltaica que ocupa toda la superficie de la cubierta y genera más de 100 kWp de corriente. La energía que se necesita para los edificios más antiguos se obtiene de empresas de suministro certificadas y es 100% respetuosa con el medio ambiente. Cada año la empresa ahorra casi 100 toneladas de CO2, lo que subraya su postura orientada al futuro y a la protección del medio ambiente.

También ha emprendido acciones en el ámbito de la movilidad para mejorar la sostenibilidad: Así, IDS baja cada año el límite máximo permitido de emisiones de CO2 por parte de los vehículos de la empresa y ya ha iniciado el cambio a los coches híbridos y eléctricos. En el aparcamiento de la empresa ya existen seis estaciones de carga para vehículos eléctricos. Los que deseen ser más activos en sus traslados al trabajo o en su vida privada, tienen a su disposición un programa de leasing para bicicletas de empresa.

Volver