El radar y la visión industrial ayudan a evitar colisiones